Programa Habitabilidad muestra el valor del desarrollo social en la comuna

Durante dos años el Programa Habitabilidad de Fosis y el Ministerio de Desarrollo Social, bajo el alero de la Municipalidad de Arauco, trabajó con 31 familias vulnerables de la comuna concretando, de esta forma, el mejoramiento de sus viviendas, su entorno y el cuidado de estas.

En dependencias del Cuerpo de Bomberos de Arauco se realizó una “doble” ceremonia que incluyó el cierre y certificación del Programa de Habitabilidad, Convocatoria 2016, y a su vez el lanzamiento de la nueva versión 2017.

La actividad fue encabezada por el alcalde Mauricio Alarcón y contó, además, con la presencia del seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga, la representante de la Gobernación Provincial, Débora Riquelme, y parte del Concejo Municipal.

En la oportunidad, el seremi, Alberto Moraga, valoró el esfuerzo que se realiza por dar seguridad y nuevas oportunidades a los usuarios del programa. “No solamente se les entrega un beneficio, ya que, la ayuda no va en directo beneficio de personas individuales, sino que, nuestro enfoque es la familia, igualando la cancha, entregando dignidad a quienes más lo necesitan; el presidente Piñera nos pide esfuerzo como Gobiernos Regionales de ser cercanos a la gente para así conocer sus problemáticas y tener la posibilidad de dar una respuesta rápida y satisfactoria en un trabajo conjunto entre el Gobierno y la municipalidad”, apuntó.

El alcalde Alarcón, por su parte, señaló la importancia de este programa que beneficia a 31 familias y que las acompañó por un periodo de 2 años, destacando que “uno de los temas más importantes en el día a día es el cómo mejoramos y nos nivelamos como sociedad, pero nivelamos hacia arriba, lo que significa dignificar la calidad y condición de vida de nuestros vecinos; este programa más allá de la inversión que significa, debe seguir desarrollándose en el tiempo, perfeccionándose e intensificándose, ya que, si bien hoy cumple un objetivo, aún quedan otras familias que necesitan esa oportunidad una mano amiga y acompañamiento, cuando uno ve como le cambia la vida a las familias beneficiadas, como se siente consideradas acompañadas y tomas en cuenta en ese momento te das cuenta que lo que hacemos marca la diferencia”, concluyó.

Cabe destacar, que este programa tiene como objetivo potenciar las posibilidades y oportunidades de desarrollo, inclusión e integración social de las familias y personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Las beneficiadas
Guadalupe Sáez, beneficiaria de Punta Lavapié, afirmó “es una bendición muy grande, no me lo esperaba, mi casa estaba mala desde el terremoto del 2010, ventanas y puertas quebradas, me entraba el agua, pero desde el momento que recibí esta bendición grande, ahora soy la mujer más feliz”.

María Figueroa, agregó “para mí fue algo muy especial, mi casa no tenía baño, era un problema enorme, ahora yo tengo mi baño gracias a Dios, estoy feliz, igual que mi hijo”.

Entre las soluciones que entregó este programa están: la reparación de techos, muros y pisos, módulos habitacionales, casetas sanitarias, temas eléctricos, paneles solares, implementación de camas, además de apoyo y seguimiento social, con las familias, para desarrollar un trabajo integral y acorde a las necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *