ROSAS DE SARON CUMPLIERON 10 AÑOS

DSC03765 DSC03687 DSC03676

Con la investidura de dos nuevas voluntarias, las Damas Cristianas Rosas de Sarón, filial Arauco, celebraron su décimo aniversario.

Durante su cumpleaños, la presidenta de la agrupación, María Vejar recordó los inicios de la filial. “Al principio nos formamos con don Mauricio, él nos ayudó, él nos hizo unos mueblecitos, nos regaló unas sillas y con eso empezamos y con eso todavía estamos. La idea empezó visitando los hospitales y viendo cuánta necesidad espiritual había en el lugar. Eso nos motivó a que nos reuniéramos de varias Iglesias, porque no somos de una sola Iglesia, actualmente habemos de siete iglesias”, comentó la dirigente del grupo, quien también señaló que su labor se basa principalmente en escuchar a los enfermos. Buscamos “llegar a los enfermos, hablar con ellos, la mayor parte la hacemos escuchándolos, porque para ellos es muy beneficioso cuando nosotras los escucharlos, ellos tienen problemas y las enfermeras no tienen el tiempo para escucharlos porque ellas cumplen su trabajo, pero nosotros si los escuchamos y es una cosa maravillosa, porque quedan también cuando nosotros los escuchamos. De una carita triste, queda en veces una carita llena de sonrisas”, dijo María Vejar.

Por su parte, el alcalde Mauricio Alarcón agradeció el trabajo que las Rosas de Sarón realizan en los hospitales y específicamente en el hospital de Arauco. “Tuve la posibilidad de poder colaborar para que ellas partieran en la Comuna. Yo he destacado la labor del voluntariado que de alguna forma da una connotación tremendamente especial a lo que es la atención de los hospitales y de ese punto de vista muy agradecido y he reconocido en nombre del Concejo Municipal, del Alcalde y de la Municipalidad esta labor que han desarrollado y que esperamos nosotros la puedan seguir desarrollando por mucho tiempo más, porque no solamente tiene que ver con necesidades materiales, también tiene que ver con necesidades espirituales y es un trabajo que la gente valora en gran manera, así es que esperar en Dios que puedan mantenerse por mucho tiempo más”, manifestó el Jefe Comunal.

Del mismo modo, el pastor Erasmo Tauran, presidente la Unión de Iglesias Evangélicas de Carampangue, valoró la función que cumple esta agrupación en los recintos hospitalarios. “Como parte integrante de la comunidad estamos agradecidos por el servicio que ellas prestan y como parte de la Iglesia, lo consideramos una bendición, el que gente como ellas dediquen parte de su vida y sacrificando alguno de sus quehaceres y entregarlo a la gente que lo necesita en realidad, que son los enfermos. Y rogamos todos los días por ellas para que sean bendecidas y que prosperen en ese ministerio que ellas han formado”, declaró el Pastor.

Por su parte, las voluntarias aprecian la recompensan espiritual que se obtiene con su labor. “Es algo hermoso el poder sentir que uno puede servir a los demás, porque un tiempo yo estuve muy enferma y no tuve quien velara por mí. Entonces, yo dije, cuando me mejore yo voy a tomar esto de venir al Hospital y justo mis hermanas de Concepción organizaron esto y pude hacer el curso de capacitación para poder pertenecer al grupo Rosas de Sarón”, comentó la voluntaria Juana Saavedra, quien partió en 2003 con la agrupación.

Mientras que Blanca Cisterna, quien ha sido parte de las Rosas de Sarón durante 5 años puntualizó que “me ha enseñado muchas cosas para ir  en ayuda del prójimo, por sobretodo, ayudar al decaído. Hay muchas veces que llegan enfermos a los hospitales y nunca les traen ayuda, los dejan ahí. Hay muchos casos sociales que los dejan abandonados y nosotras vamos en ayuda de eso y eso me ha ayudado mucho a ayudar a aquellos que necesitan una mano en el hospital”.

Finalmente, la presidenta de la filial Damas de Rojo Arauco, Paula Ibarra, también valoró la función de esta agrupación tan parecida a ellas. “En primer lugar, darles gracias a ellas por invitarnos y el lazo que nos une es lo mismo, es ayudar al enfermo hospitalizado, trabajar por el bien común. Los dos grupos son iguales, sólo que nos distingue el color del uniforme, nada más”, concluyó Ibarra.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*