Tubul inauguró nueva biblioteca comunitaria

Tras dos años de trabajo y colaboración entre la Universidad Católica de la Santísima Concepción a través del Grupo Enlazador de Mundos, la ONG española Interlibros, el municipio de Arauco y la junta de vecinos del sector San José de Tubul, se inauguró una biblioteca comunitaria que busca no sólo fomentar la lectura, sino también potenciar la participación comunitaria y contribuir a la reconstrucción de la caleta.

La construcción de este nuevo centro de educación  fue financiada por la organización española Interlibros, la que también realizó donaciones en implementación y textos, al igual que la UCSC que aportó con seis muebles modulares y 3 mil ejemplares educativos, reunidos en una campaña postsunami.

La ceremonia de inauguración se desarrolló el pasado viernes (9.03.12) ante la presencia del Alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón y el Rector de la UCSC, Dr. Juan Miguel Cancino, acompañado de otras autoridades de la Casa de Estudios y el director de Pastoral de la UCSC, Padre Cecilio de Miguel, quien bendijo el edificio.

Cancino señaló que “la Universidad está comprometida con la Región del Biobío. Esta Provincia de Arauco, y hoy día este hito, nos liga fuertemente a Tubul y la comunidad de San José. Pueden contar con nosotros, con nuestra amistad y dedicación para tratar de apoyar en todo lo que podamos”.

La Biblioteca Comunitaria San José de Tubul se levanta en un terreno donado por la Municipalidad de Arauco. El alcalde destacó las voluntades que se unieron para materializar la iniciativa. “Hoy podemos tener una biblioteca al servicio de la comunidad que para Tubul es una oportunidad de esperanza y de un mejor futuro”, indicó.

Este centro generador de cultura bautizado como Donna, en reconocimiento a la académica Donatila Ferrada, gestora de esta donación,  será atendido por los propios dirigentes de la comunidad. El presidente de la Junta de Vecinos de San José de Tubul, Iván García, manifestó que “tener esta obra concretada, en el momento de la inauguración, es emocionante, porque para nosotros significa más que una estructura para socializar, significa un lugar para reunirnos y que hay gente que pensó en nosotros que estábamos damnificados”.